TIPS Y RECETAS

Escrito por FlorJaguar

14 de febrero de 2020

Convirtiéndonos en consumidores conscientes

 

A veces nos olvidamos del gran poder que tenemos como consumidores. Nuestras decisiones de compra tienen un gran impacto para que las empresas tengan prácticas amigables con el medio ambiente, sean transparentes sobre sus procesos, la calidad de sus productos, el trato que tienen con sus empleados y proveedores.

Un consumidor consciente es alguien que compra productos y marcas que se alinean con sus valores. Es alguien que es consciente del impacto ambiental, social y económico que tienen los productos que decide consumir.

Les comparto algunos puntos para reflexionar para convertirnos en consumidores un poco más conscientes:

1.-  Compra productos locales y de temporada:

Comprar localmente no sólo nos permite tener alimento más frescos y llenos de nutrientes, sino que también apoyamos a la economía local y al medio ambiente. Los alimentos que compramos en los supermercados en promedio recorren de 2,500 a 4,000 kilómetros de la granja a nuestra mesa por lo que su huella de carbono es mucho mayor.

Cuando consumimos productos de temporada no solo cuestan menos, también son más ricos en sabor y nutrientes. Además de ser mejores para el medio ambiente ya que requieren menos energía artificial para crecer y mantener frescos.

2.- Comprar lo “feo”

Un gran porcentaje de las frutas y verduras cultivadas nunca llegan a las tiendas ya que no son lo suficientemente bonitas para las tiendas, estas prácticas generan un gran desperdicio.  Si compras frutas y verduras directamente a los productores o mercados locales, seguramente encontraras frutas y verduras “imperfectas” a la vista, pero que tienen el mismo sabor y valor nutricional que las “bonitas”.

3.-Comprar a granel:

Comprar a granel tiene muchas ventajas, no sólo evitas empaques, también puedes comprar la cantidad que realmente necesitas y así evitar desperdicio y al mismo tiempo te permite tener una dieta más variada y probar productos diferentes.

3.- Comprar sólo lo que necesitas:

En México se desperdicia el 37% de los alimentos que se producen, esto representa 10 millones 431 mil toneladas al año (Sedesol.gob.mx). El desperdicio de comida no solo repercute en el medio ambiente, sino también en tu bolsillo.

Imagina toda la gente que podríamos alimentar con tantas toneladas de alimentos.

5.- Usar bolsas reutilizables:

Independientemente si usas bolsas de papel o de plástico, su fabricación y transportación hasta las tiendas generan emisiones de CO2.

En promedio, cada familia mexicana consume al año más de 650 bolsas de plástico y la mayoría de estas bolsas termina en nuestros mares, ríos y lagos.

6.- Revisa las etiquetas:

En el caso de los artículos que no puedas comprar a granel, revisa la etiqueta para saber de qué están hechos sus envases. No todos los plásticos son iguales, hay plásticos como el PET (Tereftalato de polietileno) o el HDPE (polietileno de alta densidad) que son relativamente fáciles de reciclar y hay otros cómo PS (Poliestireno) o PVC (polivinilo) que son muy difíciles de reciclar.

7.- Evita comprar productos con gran cantidad de empaque:

Cada vez son más productos que ofrecen versiones de sus productos en cajas con mayor cantidad de producto empacado “convenientemente” en porciones individuales. Evita este tipo de presentaciones y fomenta el hábito en tu familia de llevar siempre botellas y contenedores reutilizables.Si puedes comprar estos productos a granel o prepararlos en casa, todavía mejor.

8.- Productos de limpieza:

Busca productos que vengan concentrados, esto hace que su huella de carbono sea menor en los procesos de envase y embalaje. Esto quiere decir que se necesitaran menos envases y menos viajes para transportarlo del lugar en el que se fabrican a tu casa.

Hoy en día también existen excelentes opciones de productos de limpieza que además de concentrados, son biodegradables y no necesitan enjuague, lo cual nos ayuda a ahorrar grandes cantidades de agua.

Hacer tus propios productos de limpieza en casa también es una excelente opción, puedes encontrar muchas recetas en internet.

9.- Productos de higiene personal:

Opta por opciones libres de químicos y que sean biodegradables en poco tiempo, esto no solo es mejor para tu salud y la de tu familia, también es mucho mejor para el medio ambiente.

Busca opciones más sustentables, los productos de higiene también puedes comprarlos a granel o en versión sólida, también podemos hacer cambios simples, pero de gran impacto, algunos productos que podemos cambiar son: toallas femeninas por toallas de tela o copa menstrual, pads desmaquillantes desechables por pads reutilizables, cepillos de dientes de plástico por cepillos de dientes de bambú.

10.- Recicla los envases que no puedas evitar:

Recuerda desechar los materiales reciclables limpios y de preferencia separados de la basura.

 

 

Claudia Ramírez Lagos

También puede interesarte…

 

Tips para comer balanceado

Tips para comer balanceado

Hoy Yanin Trabulse, creadora de Nin Nutrición, nos compartirá algunos de sus consejos para poder mantenernos...

Guía básica para hacer composta

Guía básica para hacer composta

Me encantaría decirles que hacer composta es tan sencillo como seguir una receta. Por una parte sí, por que hay pasos...

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioRegresar a comprar
    Abrir chat
    Hola, ¿Te podemos ayudar en algo?
    Hola, estamos encantados de tenerte en Flor de Jaguar
    ¿En qué podemos ayudarte?